Dónde ir de tapas por Murcia: los mejores lugares

Murcia se saborea de tapa en tapa. Los murcianos hacen bandera del arte de ir de tapas, un auténtico rito en esta ciudad

Murcia se saborea de tapa en tapa. Los murcianos hacen bandera del arte de ir de tapas, un auténtico rito en esta ciudad que es una de las grandes capitales españolas de la gastronomía.

En cada esquina, calle o plaza hay tapeo

Dónde ir de tapas en Murcia: en la ciudad no hay una zona típica de bares, el centro entero es el área de tapeo (zona gastro). En cada esquina, calle o callejuela hay bares pero sobretodo en las plazas, y hay muchas llenas de terrazas. Por los alrededores de la Catedral, Plaza de Santo Domingo y Gran Vía, Alfonso X El Sabio, Santa Eulalia, Plaza de San Juan o, cómo no, la conocidísima Plaza de las Flores y su entorno.

El tapeo se hace tanto en terraza sentado como en barra, que es muy curioso ya que en muchos sitios se sirve por fuera de los bares. Las ventanas se convierten en barras exteriores desde donde pedimos nuestras tapas a los camareros, al tiempo que disfrutamos del buen tiempo.

Dónde ir de tapas en Murcia: alrededor de la Catedral de Murcia

En torno a la Catedral de Murcia se agrupan una serie de locales que destacan por sus terrazas y su amplio surtido de tapas. Si quieres descubrir lo más tradicional, aquí puedes encontrar los famosos pasteles de carne y empanadillas, que se suelen acompañar de una cerveza bien fría. En las terrazas podrás disfrutar de marineras, tigres, pulpo al horno y montaditos de todo tipo. Si el frío apremia, pregunta por los michirones o el caldo con pelotas en cualquiera de los restaurantes y pequeños establecimientos de la zona.

En torno a la Plaza de las Flores

Referencia histórica de la ciudad es el Gran Bar Rhin, con dos ventanales que se asoman a la Plaza de San Pedro. Lugar de culto a la marinera. El Gran Bar es otro veterano que se distingue por los hervidos que prepara al caer la noche, y por las albóndigas en salsa con patatas fritas. Santo y seña del taperío murciano es, como su nombre proclama, La Tapa. Reluce en los expositores la quisquilla, la gamba, el langostino del Mar Menor, el berberecho, la navaja, el caballito y el calamar a la plancha o en rebozo. A destacar también El Parlamento, El Secreto y El Fénix, ya en la Plaza de Santa Catalina, mucho más pequeño, pero no menos concurrido.

En el arranque de la Calle Ruipérez

Bares en la calle Ruipérez de Murcia

La Bodega de Pepico el del Tío Ginés, casa fundada en 1935. Impulsor del minúsculo panecillo con lo que se tercie. Imprescindible La Taberna de Perela, que ha popularizado su receta de los huevos Real Murcia.

Salvador, el de las Mulas luce una barra enciclopédica. Sus paredes son un reflejo de la Murcia que se fue. Aquí abunda la tapa de cocina: michirones, callos, ternera en salsa, morros, caldo con pelotas, acelgas fritas, pisto, calamares con tomate, patatas cocidas o asadas con ajo, y un plato del día que puede ser asado de codillo, arroz y verduras, olla de cerdo, migas o cocido.

Gran Vía Alfonso X El Sabio y Plaza de Santo Domingo

Al final de la avenida de Alfonso X se encuentra el Café Bar Gran Vía, templo de la ensaladilla murciana y visita indispensable para degustar las ya mencionadas marineras, además de quisquilla y mejillones. Destaca la rapidez de unos camareros que conocen bien su oficio y aciertan siempre en el trato y la atención.

A continuación llegamos a la plaza de Santo Domingo. Franquicias de comida rápida, varias pizzerías de calidad, chocolaterías y cafeterías. En la plaza Julián Romea encontraremos pequeños restaurantes para tomar un picoteo rápido: bocaterías, pizzerías y cafeterías, todos de buena calidad y con un ambiente familiar ideal para ir con niños.

Dónde ir de tapas en Murcia: la Plaza de San Juan 

En la Plaza de Ceballos se encuentra el Mercado de Correos, un gastromercado situado en el antiguo edificio de correos de la ciudad. Entrando por la Calle Cánovas del Castillo, lateral al Mercado de Correos, podemos ir saltando de bar en bar. El bodegón Los Toneles frecuentado por murcianos y visitantes desde hace años, los Navarros, con tapas típicas murcianas, hasta llegar a la Plaza San Juan donde encontramos restaurantes tradicionales con peso, bares, tabernas y otros nuevos locales con un corte gourmet. La Parranda con una barra repleta de viandas que da gozo verla, o La pequeña taberna, otro de los buques insignia de la gastronomía murciana.

Todos estos son excelentes ejemplos para saber dónde ir de tapas en Murcia.

Más informacion: Turismo de Murcia

Deja un comentario