Dónde comer las mejores croquetas

Los sabores más demandados durante el año 2022 han sido los de jamón ibérico, setas, bacalao, queso, cocido, sepia y puerro. Las posibles combinaciones son directamente proporcionales a la imaginación y el buen hacer de los mejores cocineros, y es por eso que os mostramos un listado de los restaurantes donde degustar las mejores croquetas.

El 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, esa delicia gastro cuyo origen se remonta al siglo XIX francés. Para celebrarlo, hemos seleccionado los mejores restaurantes para degustarlas. Las hay para todos los paladares, de diferentes texturas y mil formas, pero sean como sean son un imprescindible de nuestra gastronomía. Toma buena nota y, ¡feliz Día de la Croqueta!

Las croquetas son uno de los platos más populares (y consumidos) en nuestro país, y entre sus innumerables ventajas destaca que son aptas para todos los públicos.

Aunque se trata de una de las recetas caseras más versátiles, así como del plato más solicitado a domicilio según una encuesta de Glovo (durante 2021 se entregó una croqueta cada minuto, para que nos hagamos una idea de su éxito), la palma se la llevan los restaurantes. Pocos son los que no cuentan en su carta con alguna variedad de esta delicia rebozada a base de bechamel y picadillo de diversos ingredientes. Si prefieres salir y degustarlas fuera de casa, te sugerimos dónde probar las mejores.

1- Abadol, y sus tradicionales croquetas de jamón

Ell restaurante Abadol y sus croquetas de jamón.
Croquetas de jamón del restaurante Abadol, en Albacete.

Las famosas croquetas de jamón del restaurante Abadol https://restauranteababol.es/carta/ (calle Calderón de la Barca, 7. Albacete) beben del recetario y las tradiciones manchegas de su cocinero, Juan Monteagudo, que añade toques de la cocina francesa.

2- Barra Alta: croquetas de boletus con velo de panceta

Delicias de boletus, en Barra Alta.
Croquetas de boletus con velo de panceta, en Barra Alta (Barcelona y Madrid).

El restaurante Barra Alta https://barraalta.rest/mad/ inauguró primero en Barcelona y, tras su éxito en la Ciudad Condal, repitió en el Barrio Salamanca de Madrid (calle Lagasca, 19). Su chef y propietario Daniel Roca es un enamorado de la cocina tradicional. Sus elaboraciones son sencillas, con materia prima de gran calidad. Para sus cortes de bellota confía en Joselito, y son famosos sus postres caseros y su amplia bodega.

Respecto a las croquetas, nos proponen las de boletas con velo de panceta, una delicia.

3- Carallo, a elegir entre croquetas de zorza o de mejillón tigre

Carallo, y su relleno de zorza, otra propuesta.
Las croquetas de la taberna gallega Carallo.

Proyecto del empresario Kike Sierra, el restaurante Carallo https://barcarallo.com/ es una taberna gallega con mucho rollo, perfecta para degustar la cocina tradicional de la región y para disfrutar en compañía. Su cocina tiene horario ininterrumpido, y en el turno de cenas incorpora la tradicional queimada.

En su carta destacan el lacón y, por supuesto, las croquetas, que preparan a base de zorza o de mejillón tigre, imprescindibles.

Carallo está situado en plena milla de oro madrileña, en la calle Serrano 45.

4- Don Dimas, y sus melosas de guiso de chocos en su tinta

Don Dimas y su propuesta de croquetas melosas.
Croquetas melosas de guiso de chocos en su tinta, de la casa de comidas Don Dimas.

Propuesta contemporánea, viajada y con alma, la cocina de Don Dimas http://dondimas.es trabaja los sabores de ayer con técnicas de hoy. A los mandos, el restaurador Álvaro Garcés y el chef José Carlos Fuentes. Esta casa de comidas se ubica junto al madrileño Parque del Retiro, y su gran hit son las croquetas melosas de guiso de chocos en su tinta.

5- Croquetas de cecina, la apuesta de El Lince

De las mejores croquetas, éstas de cecina de El Lince.
Croquetas de cecina de la taberna El Lince.

El chef madrileño Javi Estévez propone en El Lince una carta tradicional para todos los públicos, con un apartado de casquería en recetas populares, junto a platos de cuchara. Con un ambiente de taberna, la oferta culinaria del local es popular, a base de raciones para compartir entre las que destacan sus famosas croquetas de cecina.

El Lince está ubicado en la calle Príncipe de Vergara, 289, en Madrid.

6- Knight Squire: de gambas al ajillo, boletus o bacon y cheddar

Croquetas variadas en el local Knight Squire.
La primera hamburguesería de Madrid, Knight Squire, ofrece una amplia variedad de croquetas.

La carta de la que fue la primera hamburguesería de Madrid, fundada en 1974, mantiene sus perritos gigantes y sus hamburguesas, pero añade deliciosos entrantes para compartir. Con una atmósfera de sabor americano, canalla y muy carismático, Knight Squire http://www.knightnsquire.es (Calle Félix Boix, 9. Madrid) incluye en su carta croquetas de jamón ibérico, pero también de gambas al ajillo, de boletus, y las que denomina ‘nait’: mixtas de bacon y queso cheddar.

7- Essentia, con el secadero de jamón en ‘casa’

Croquetas de jamón de Essentia.
Croquetas de jamón del complejo hotelero con spa Essentia

Dirigido por el chef Toño Navarro, el complejo Essentia https://www.essentiarestaurante.com/ es perfecto para una escapada gastro, puesto que a su propuesta hotelera, y su spa, añade una cuidada cocina de temporada. En las instalaciones de Essentia, situado a las afueras de Tarancón, en Cuenca, alberga un secadero de jamón con una tecnología experimental, que le permite tener más de 1000 piezas de Jabugo y Guijuelo.

Y es de ese maravilloso ‘almacén’ del que salen sus croquetas de jamón, suaves por dentro y doradas y crujientes por fuera.

8- Echaurren: croquetas de jamón con estrellas Michelin

Croquetas de jamón del estrella Michelin Echaurren.
Las croquetas de Echaurren forman parte de su menú degustación.

En La Rioja, concretamente en el pueblo de Ezcaray, Echaurren https://echaurren.com/ ofrece un complejo hotelero de lujo rural con el aliciente añadido de la alta gastronomía. Además de incluir en su menú degustación la que denominan en carta ‘nuestra croqueta’, existe un espacio más informal, el Tapas Bar, versátil y divertido, donde disfrutar de pequeñas creaciones de alta cocina en un salón con chimenea. Toda la creatividad al servicio de su propuesta gastro, en la que destacan sus croquetas de jamón como entrante.

9- Juanyta me mata: en la variedad está el gusto

Croquetas variadas de Juanyta me mata.
La propuesta del restaurante madrileño Juanyta me mata incluye croquetas de bacalao con escamas de patata.

​Croquetas de boletus​, paleta ibérica, cecina con panko, puchero, langostino con panko y sin gluten (jamón ibérico y bacalao con cebolla caramelizada & escamas de patatas)​… Una oferta interminable en uno de los platos estrella de este catering ‘boutique’ personal, artesano y con alma: Juanyta me mata https://juanytamemata.com/. Situado en la madrileña calle Diego de León, 60, su puesta en escena es divertida y casual, y su interiorismo rompedor. Al frente del negocio, la pasión de Juana Reinoso.

10- Glovo, o cómo montarte el restaurante en casa

Glovo te lleva las croquetas más selectas a casa.
Glovo te lleva a casa las propuestas de croquetas más originales y auténticas.

Según el Barómetro presentado por la plataforma tecnológica de referencia en el sector del delivery, Glovo http://glovoapp.com, la croqueta ocupa la primera posición en cuanto al consumo de gastronomía española a domicilio. Se trata del plato más solicitado con diferencia, y no abandona su carrera ascendente.

Para los amantes de las croquetas de jamón, Glovo propone las de La Gran Familia Mediterránea, del chef Dani García, disponibles en Madrid y Barcelona. A base de jamón ibérico de bellota andaluz. En Barcelona, destacan Mantequerías Pirenaicas hechas de jamón ibérico y pollo rustido. Si lo que te gusta es la croqueta de toda la vida, a base de pollo y carne, Glovo pone a tu disposición las del restaurante A Pluma del chef Eugeni De Diego, antiguo jefe de El Bulli.

Para los amantes de estas delicias rellenas de pescado, están las croquetas de sepia de Pacomeralgo, ubicado en el centro de Barcelona. Sus croquetas de sepia ‘Obama’ son el preámbulo ideal para una comida de 10. El local 80 Grados ofrece también unas excelentes croquetas de pescado, elaborados a base de trocitos de chipirón, tinta de calamar, mantequilla y leche ecológica.

Deja un comentario