Bilbao-Irlanda en crucero, placer a toda máquina

Visitar la isla esmeralda siempre es un placer, pero si lo hacemos a bordo de un barco con todas las prestaciones de un crucero, doblamos la apuesta. A Bilbao y el sureste de Irlanda les separa (y les acerca) una experiencia flotante inolvidable que dura 28 horas.

La ruta entre el puerto de Bilbao y el sureste de Irlanda acaba de estrenar un nuevo barco de Brittany Ferries, el ‘Salamanca’, con todas las comodidades y los extras de un crucero de lujo, a disfrutar en las 28 horas que dura la travesía.

Cuando la travesía Bilbao-Irlanda se convierte en experiencia

Con dos rutas semanales entre Bilbao y el puerto de Rosslare, en el sureste de Irlanda, el buque Salamanca ofrece toda una experiencia en la que el camino, si cabe, se convierte en una placentera aventura en sí misma. El nuevo recorrido, que dura 28 horas, ofrece todos los servicios y actividades propias de un crucero de lujo.

Los salones del crucero Salamanca

El ‘Salamanca’ cuenta con atractivos salones en los que compartir, bares, restaurantes, salas de juegos para los niños, y un buen puñado de tiendas en las que pasar el rato y comprar algún recuerdo de la travesía. En cubierta, el viajero podrá elegir entre la variada oferta de instalaciones deportivas, o simplemente disfrutar de un paseo con maravillosas vistas en alta mar.

La capacidad de este nuevo crucero es de 1050 pasajeros, a los que ofrece 343 cabinas con baño privado y servicio de vídeo bajo demanda por si el deseo es descansar en la intimidad de su camarote.

Un crucero en el que caben todos

Puesto que el punto fuerte al que va dirigido el concepto del ‘Salamanca’ es el turismo y los viajes de placer, se ofrece la posibilidad de acceder a él con vehículo propio, moto, caravana… pero también puedes hacerlo a pie o en bicicleta.

Cubierta del barco que hace la ruta Bilbao-Irlanda

Por si fuera poco, brindan la posibilidad de viajar a bordo con nuestras mascotas, para las que existen varias posibilidades de ‘alojamiento’.

El crucero de Brittany Ferries que realiza desde hace apenas unos días la ruta Bilbao-Irlanda es el primero de la compañía que utiliza Gas Natural licuado, un combustible menos nocivo que, gracias a un proceso de combustión más eficiente, reduce en un 20% las emisiones de dióxido de carbono frente a los combustibles fósiles tradicionales. Desde la empresa nos informan de que las emisiones de azufre y hollín se eliminan casi en su totalidad, mientras que las de dióxido de nitrógeno se reducen en torno al 90%.

Del barco… al paraíso irlandés

Después de haber disfrutado de las 28 horas que dura la travesía entre el puerto de Bilbao y el de Rosslare, el destino nos abre la puerta de entrada al Ancestral Este de Irlanda. Monumentos con miles de años de antigüedad, espectaculares valles cubiertos de ese verdor tan característico de la isla esmeralda, y pueblos con mucho encanto atrapan al viajero.

Destino del crucero: suroeste de Irlanda

Una vez en tierra firme, las posibilidades del sureste de Irlanda son muchas y variadas. Desde 46 kilómetros de carril bici gracias a la Vía Verde de Waterford (Waterford Greenway), que conecta esta ciudad con la costera Dungarvan.

Por su parte, aquellos amantes del senderismo disponen de varias rutas en el Parque Nacional de las Montañas de Wicklow. Los viajeros interesados por la historia, tienen cerca el complejo monástico de Glendalough, la Roca de Cashel o la ciudad medieval de Kilkenny.

Rutas por los pueblos cercanos al puerto de Rosslare al que llega el crucero.

El puerto al que llega el buque ‘Salamanca’, Rosslare, está a poco más de dos horas en coche de las principales ciudades de la isla, como por ejemplo Dublín, Cork o Limerick. Un viaje de ida y vuelta en el que, desde que el viajero pone el pie en el crucero, hasta que regresa a casa, vivirá una experiencia inolvidable.

Más información:

https://www.ireland.com/es-es/

https://www.brittany-ferries.es/

#botonverde

Deja un comentario