Palmaria: la esencia de Mallorca

Los romanos fundaron la ciudad balear de Palma en el año 123 antes de Cristo, llamándola Palmaria Palmensis («palmera de la victoria»). Desde el nombre original, hasta cada rincón de la isla, la firma Palmaria se inspira en los olores (y los colores) de su isla. La esencia de Mallorca se vende en frascos con vistas al Mediterráneo.

Las fragancias de la firma Palmaria se inspiran en la belleza de la isla que la vio nacer hace más de 10 años: Mallorca y su esencia. Patrimonio cultural, historia y dosis extra de sensibilidad arropan cada producto de sus cuatro líneas olfativas. Markus Elter, socio director de la marca, nos hace un recorrido por la historia de Palmaria y por los rincones mallorquines que han guiado sus pasos.

Palmaria comercializa fragancias (cuatro líneas diferentes, en formato agua de colonia, jabón perfumado, velas…) inspiradas siempre en la esencia, los olores y los colores de los rincones más insospechados de Mallorca. Desde la firma beauty aman la isla mediterránea sobre todas las cosas, y en homenaje a ella nacieron hace más de 10 años, con el propósito de atrapar toda la belleza que encierra la ciudad balear.

Objetivo: atrapar la historia (y la esencia) de la isla de Mallorca

Para entender la conexión que existe entre las fragancias Palmaria y la isla que las inspira, Mallorca, recurrimos al socio director de la marca, Markus Elter. La primera curiosidad es saber cómo su socio y él se lanzaron al mundo del perfume, desde otros sectores.

«Mi socio Juan Rosselló y yo habíamos hablado muchas veces sobre el potencial y las oportunidades que podría tener Mallorca a nivel empresarial. Tras regresar de un viaje a Inglaterra, Juan trajo unas barras de jabón clásicas de diferentes marcas. A partir de ahí, quisimos incorporar los aromas y los colores de la esencia de Mallorca en productos de calidad. La idea era expresar el patrimonio cultural y la historia de la isla, dándole un look clásico contemporáneo a una marca que fuera nuestra».

La catedral de Palma forma parte de la esencia de Mallorca.
La Catedral de Palma es conocida como La Seu, y muchos la califican ‘la Catedral de la luz’.

Cuando hablamos de esa comunión entre Palmaria y Mallorca no hablamos solo de olores. «Hemos incorporado en los envases ornamentos típicos de las fachadas de los palacios antiguos de la isla. En el logotipo integramos estampados de los mosaicos de la catedral La Seu así como las olas que se representan en el escudo de Palma», explica Markus.

La magnífica catedral de Palma de Mallorca, situada en el centro de la ciudad, data del siglo XV y es conocida como La Seu. Se trata de una de las estructuras góticas más altas de Europa y, para muchos, se ha ganado el sobrenombre de ‘la Catedral de la luz’ gracias a sus 61 ventanales que inundan el edifico de un espectacular juego de rayos de luz.

El mar y el sol de la isla, su leit motiv

«Durante el proceso de creación buscábamos un nombre con un trasfondo histórico que provocara de forma automática una asociación con la isla. De ahí surgió Palmaria (en el año 123 antes de Cristo los romanos fundaron la ciudad de Palma con el nombre Palmaria Palmensis). Nuestro propósito era crear fragancias tanto para los mallorquines como para las personas que viven lejos, por todo el mundo. Y nada de crear un souvenir, sino un producto sofisticado y de gran calidad, con relación directa con la isla. Mallorca tiene una gran diversidad cultural y sensorial, es su mezcla de sensaciones lo que la convierte en un destino único y fascinante», nos cuenta Elter, uno de los fundadores de la marca.

Panorámica de la playa Cap de Mar, en Mallorca, parte de la esencia de la isla.
Playa Cap de Mar (Mallorca), una de las inspiraciones para los creadores de Palmaria.

Todos los productos tienen en común que se inspiran en la naturaleza única de Mallorca, y en gran medida en el mar Mediterráneo. Las velas de Palmaria, por ejemplo, están elaboradas con cera de soja. Sus jabones naturales se hacen a base de aceite de coco, con multitud de propiedades beneficiosas para la piel, y excepcionalmente cremosos.

Fragancias unisex en torno al azahar… con acordes de mar

«Nuestros perfumes Flor de Naranjo y Mar son los best sellers. Tanto el mar como el azahar se asocian sin duda por la mayoría de las personas con bellas experiencias y recuerdos. Son fragancias unisex que llegan a un amplio público».

Cala Figuera, en Mallorca
Panorámica de la famosa Cala Figuera, pura inspiración mallorquina.

Pero además de altos estándares de calidad, los productos Palmaria se asientan sobre una sólida base artesanal: «nuestro jabón se produce según la antigua tradición de una base puramente vegetal a base de aceite de coco. Nuestro mercado son las Islas Baleares, seguido por la Península y, en tercer lugar, Alemania. Lo maravilloso de Palmaria es que en las ventas y las preferencias de los turistas que nos compran se reflejan las diferentes nacionalidades que visitan Mallorca». Una multiculturalidad maravillosa.

Y nuestro interlocutor, Markus Elter, añade: «Para mí, Mallorca significa serenidad y libertad. Una de las sensaciones que transmite la isla es bienestar, físico y emocional. Cuando se viaja mucho, se necesitan momentos de calma y de encontrarse a uno mismo y sus raíces. Ahí entra en juego Palmaria. Porque Palmaria es un verano en Mallorca, soleado, que nunca termina».

Cuatro propuestas, cuatro inspiraciones

Las cuatro líneas emocionales que nos propone la firma mallorquina se fundamentan en la naturaleza de Mallorca. ‘Flor de Naranjo’ huele a verano, inspira ligereza y desprende vitalidad a quien la utiliza. El efecto positivo lo aportan las notas de azahar.

Las cuatro familias olfativas de la firma, todas inspiradas en Mallorca.

‘Terra de Flors’ busca las flores de la isla, su potencia, su fuerza, su originalidad y su pasión. Esta línea se asienta en el jardín Mediterráneo.

‘Mar’, la tercera propuesta Palmaria, nos transmite la energía y la bravura del mar, así como el calor del sol. Su aroma es de una frescura salvaje maravillosa, con esencias acuáticas como la bergamota o el almizcle blanco. Una perfecta comunión de la naturaleza más indómita de la isla.

La más nueva de todas es la fragancia denominada ‘Vent d’Estiu’: el viento suave de verano, una brisa unisex, con acordes de mandarina y otros cítricos. Pura inspiración.

Más información: https://palmaria-mallorca.com

Deja un comentario