VIAJES

Canadá :: Día 5 :: Quebec

Tras casi un mes de parón por temas laborales volvemos a la carga para continuar escribiendo sobre nuestro viaje a Canadá, del que ya queda poquito. El post de hoy nos ilusiona especialmente porque quizás esta haya sido la ciudad de todo el mundo que más nos haya gustado: Quebec.

Quebec-City-48987

Una de las peculiaridades de este lugar es el idioma oficial, que es el francés en vez del inglés; una característica que va unida precisamente a su lucha por la independencia: por si no lo sabíais allí han tenido lugar ya dos referendum que, de momento, han desembocado en un ‘no’. Ahora en Quebec gobierna el Partido Liberal (PLQ), que estarán en el poder hasta octubre de 2018, y para los que la independencia no es un tema que esté entre los planes.

IMG_20160526_190144

LA MURALLA

Quizás es por esto que Quebec es una ciudad tan diferente al resto de las visitadas en Canadá, tan europea. Es el lugar en el que más tiempo estuvimos, tres días y dos noches, por lo que nos dio tiempo a explorarlo bastante bien.  Quebec es una ciudad amurallada dividida entre la zona alta (dentro de la muralla) y zona baja (en el puerto), pero todo conserva el mismo halo afrancesado. Lo primero que hicimos es recorrer la muralla por arriba, desde donde hay unas vistas excepcionales. En hacerla entera se tarda aproximadamente una hora.

 

Mientras nosotros comenzábamos a recorrer la parte del puerto de Quebec, otros compañeros del viaje se habían decantado por hacer una excursión en barco para ver las ballenas. Antes de aventuraros a pagar por un crucero de avistamiento de estos mamíferos, mirar si es temporada para ellos (por lo general el mes de julio), es por esta razón que nosotros decidimos no hacerlo.

EL PUERTO

La parte del puerto de la ciudad tiene un montón de callejuelas con encanto repletas de restaurantes con terrazas preciosas y tienditas con encanto, podríamos haber estado horas explorando cada una de ellas en las que se pueden comprar desde souvenirs hasta abrigos de piel (ninguna tontería hacerlo y os gustan, ya que el precio esta bastante más bajo que aquí).

Otra de las distracciones más agradables de la parte baja de Quebec es el barco. Os recomendamos coger un billete sencillo de ida y vuelta para cruzar al otro lado y volver (en el pueblo de enfrente no hay nada que ver), simplemente para admirar las vistas desde lo lejos. Si lo cogéis a última hora de la tarde podréis ver la ida a la luz del sol y la vuelta nocturna con las vistas de la ciudad iluminada.

 

MARY’S POPCORN SHOP

Entre los lugares curiosos que podéis encontrar en esta zona está una famosa palomitera llamada Mary’s, donde se forman auténticas colas para probar los diferentes tipos de palomitas de sabores (saladas y dulces) que ofrecen. Entre las que no os podéis perder están, por supuesto, las bañadas en sirope de arce.

DSCN3431

LAS VISTAS

Para subir a ver la parte alta, donde se encuentra la plaza central de Quebec, os recomendamos coger el funicular (al menos una vez). Cuesta 3$ aproximadamente y ahorraréis mucho tiempo, además de poder disfrutar de las vistas durante la subida. Una vez arriba no dejéis de recorrer el enorme porche de madera con vistas al puerto.

DSCN3437

HOTEL LE CONCORDE

Pero las mejores vistas las tenéis sin duda desde el restaurante Ciel!, situado en la última planta del Hotel Le Concorde, en el que estuvimos alojados. Aprovechamos para dejaros también alguna foto de las habitaciones y vista desde nuestra ventana. El hotel era muy cómodo y el personal muy amable, ya que tuvimos un incidente a la llegada que nos solucionaron en seguida: nos habían colocado en una 2º planta con vistas al edificio de en frente, y por lo que habíamos pagado, siendo luna de miel y puesto que íbamos a pasar más de una noche allí, no nos pareció adecuado. En recepción nos re ubicaron rápidamente en la planta 23, desde la que teníamos unas vistas excepcionales.

PARC DU BOIS DE COULONGE

Para terminar, si tenéis tiempo, os invitamos a perdeos por la parte residencial de Quebec, donde encontraréis preciosas casas unifamiliares, y si andáis lo suficiente, os toparéis con el Parc du Bois de Coulonge, un auténtico bosque en medio de la ciudad con vistas al puerto desde el otro lado de la ciudad.

 

IMG_20160528_100758IMG_20160528_103221

Deja un comentario