GASTRONOMÍA RESTAURANTES

¡Sí, lo reconocemos, hemos pecado!

5/5 - (1 voto)

Los postres de Uskar, otra excusa para no perderse una visita a este restaurante y caer en la tentación

Chocolates con un toque de aceite, queso azul con melocotón… son algunas de las propuestas que incluyen los sabrosos y sorprendentes postres de Uskar para que caigamos en la tentación. Combinaciones espectaculares con las que sucumbir el paladar convirtiéndose en una excusa (más) para anotar en nuestra agenda una visita a Uskar.

Imagen de Lucie Barthélémy  (@madridelicious)
Imagen de Lucie Barthélémy (@madridelicious)

Mezcla de dulce y salado

Y es que como a nadie le amarga un dulce, una visita a Uskar se convierte en un buen plan para darnos un homenaje y disfrutar de una buena comida, rematada por su postre de 10. Sus propuestas mezclan lo dulce y lo salado para no caer en la monotonía y probar nuevas sugerencias. Además, en Uskar cada semana van cambiando su carta dulce para no dejar indiferente a nadie. Mezclar texturas y formas para sorprender a los clientes, que al masticar disfruten de un viaje a través de la gastronomía y hacerles recordar su infancia o viajar a algún lugar exótico a través de los sabores, olores y texturas, ese es el objetivo.

Nos gusta hacer cosas diferentes, que sorprendan, siempre con ingredientes de primera calidad y mezclando texturas y sabores. Y en los postres no podía ser menos. Es la guinda del pastel de una buena comida y cena

José Miguel Valdivieso, chef de Uskar.

Algo crujiente, algo suave, dulce, ácido… postres divertidos olvidándonos solo del clásico dulce. Hay postres para todos los gustos. En Uskar siempre hay cuatro propuestas diferentes para que cada uno encuentre su favorito. Una Lemon pie deconstruida con mousse de tomillo limonero, una espectacular y diferente Tarta de queso de cabra rellena de confitura de pera con vinagre balsámico, un rico crumble de plátano con sopa de chocolate calentita, perfecta para el frío o el siempre recurrente, ya que es de los más demandados, Texturas de chocolate, ideal para los más golosos.

Comprobarlo in situ se convierte en la mejor experiencia y una manera perfecta de acabar tu comida. ¡Repetirás seguro!