GASTRONOMÍA RECETAS

Hemos descubierto el truco para hacer una auténtica pizza italiana en casa

La pizza perfecta tiene la parte inferior crujiente, una cobertura jugosa, invade con el olor y el sabor, sin tener en cuenta los ingredientes que tenga. Un buen plato en un Restaurante Italiano cautiva y suele ser la razón para repetir al pensar en este tipo de comidas.

No siempre se tiene tiempo para comer fuera de casa. Por eso queremos ayudaros a conseguir el sabor de pizzería auténtico con un consejo tan fácil como utilizar una piedra para pizza al hornear. podréis encontrar muchas por internet pero os recomendamos la de Alfarería Raimundo Sánchez. Este plato refractario de la alfarería convierte un horno doméstico en un horno de piedra con un resultado óptimo y sin necesidad de llegar a 400 grados.

_G9B1842

Un plato refractario de la alfarería convierte un horno doméstico en un horno de piedra con un resultado óptimo y sin necesidad de llegar a 400 grados.

Además, absorbe toda la humedad de la masa por lo que, si se utiliza este método de horneado, la pizza sale más ligera y mucho más crujiente evitando que quede blanda por el centro, cosa que ocurre si se utilizan las propias bandejas del horno.

Este tipo de piedras almacenan el calor del horno y aprovechan mejor su energía así que se cocina mucho más rápido. De los 15-20 minutos que tarda habitualmente en cocerse, horneada con la piedra está lista en 5-8 minutos. Tiempo de cocción rápido que beneficia a los ingredientes ya que así no se queman ni se secan y el resultado que se obtiene es una cobertura muy jugosa.

En definitiva, si se quiere dar un toque diferente y sorprender a familiares, amigos, pareja o cualquier invitado/a, utilizar en los horneados una piedra para pizza es todo un acierto.


1 comentario

Deja un comentario