Pueblo suizo Appenzell : un lugar con encanto y origen del misterioso queso Appenzeller

¿Quieres irte de escapada? El pueblo suizo Appenzell esconde un encanto arquitectónico y es la cuna del misterioso (e irresistible) queso Appenzeller

A dos horas de Zúrich , encontramos el cantón más tradicional de Suiza, el pueblo suizo Appenzell. Un paisaje de cuento de hadas que, además, es el origen de la receta del queso Appenzeller, con más de 700 años de historia

El pueblo suizo Appenzell

El pueblo suizo Appenzell se trata de un entorno mágico, que tal pudiera ser un pueblo sacado de un cuento de hadas. Se encuentra a dos horas en tren de Zúrich y está rodeado de valles alpinos y grandes montañas.
Tiene una población de poco más de 7.000 habitantes y se trata del cantón más tradicional de Suiza, Appenzell Rodas Interiores, con un número de vacas que triplica al de la población y en el que la fabricación de quesos suizos está a la orden del día.

Su paisaje es suave y montañoso, entre el lago Constanza y el macizo de Säntis. En este paraje idílico es donde se crían las vacas de forma natural, ya que jamás se les agregan aditivos, hormonas o antibióticos en su alimentación. Por ello, según su dieta, que varía dependiendo la época del año, el queso adquiere una tonalidad amarillenta clara en verano y un blanco marfileño en invierno.

En cuanto a su arquitectura, es típicamente la de un pueblo alpino. Se conserva su estructura original, con las casas pintadas con frescos exteriores y decoración con persianas pintadas por Adalbert Fässler. También destacan sus pintorescas calles llenas de tiendas, galerías y jardines.

Como paradas obligatorias a visitar sin duda están el castillo de Appenzell, la iglesia Heiligkreuzkapelle o el museo Appenzell, situado en el propio ayuntamiento. En este último ofrecen al visitante una muestra representativa de la historia y la cultura del lugar.

La receta mágica del queso suizo Appenzeller

El queso Appenzeller es un queso cuya receta lleva siete siglos rigurosamente secreta: solo dos personas en el mundo conocen la proporción exacta de la salmuera con que se frota la corteza de este.

Los orígenes de su elaboración se remontan a un documento de 1282. Se caracteriza por el uso de una salmuera de más de una veintena de hierbas, raíces, cortezas y hojas que se custodia como herencia eterna que le aportan un carácter único. Esta receta ancestral sigue inalterada.

pueblo suizo Appenzell
Pueblo suizo Appenzell

Cómo disfrutar del queso Appenzeller

Si eres un cheeselover lo que sí podemos descubrirte es cómo y dónde disfrutar de esta delicia. La parada es la quesería de demostración Appenzeller Schaukäserei que se encuentra en el mismo pueblo. En ella podrás ver en directo el proceso de fabricación de esta variedad y descubrir (casi) todos los secretos de su elaboración. La visita promete una vivencia muy especial en la que se mezclan sentidos, tradición y placidez.

Si quieres acompañar este queso para disfrutarlo el triple puedes hacerlo con una buena cerveza. Appenzell tiene su marca propia, o también existe el licor típico de la zona que, como el queso tiene una receta secreta. Para acompañarlo en platos te aconsejamos el Appenzeller Biberli, un tipo de pan de especias prensado o saborearlo en forma de tortilla de queso de Appenzeller.

Deja un comentario