La FCVH aprueba un nuevo sistema de financiación con una Cuota Personal Federativa

El pasado 12 de noviembre tuvo lugar la celebración de la Asamblea General Extraordinaria en la que los clubes y las entidades asociadas aprobaron, por mayoría, un nuevo sistema de financiación por la Federación Catalana de Vehículos Históricos

/COMUNICAE/

El pasado 12 de noviembre tuvo lugar la celebración de la Asamblea General Extraordinaria en la que los clubes y las entidades asociadas aprobaron, por mayoría, un nuevo sistema de financiación por la Federación Catalana de Vehículos Históricos


Este nuevo sistema de financiación consiste en la creación de una Cuota Personal Federativa que correrá a cargo de los socios de los clubes y las entidades. Esta Cuota Personal Federativa será de carácter voluntario y anual.

Además, será abonada por los propietarios de los vehículos, los socios de los clubs, que, a fin de cuentas, son los beneficiarios finales de toda la gestión en defensa del sector que realiza la FCVH. Esta Cuota Personal Federativa será recaudada por los clubes federados a sus propios asociados de forma voluntaria, y, posteriormente, trasladada a la Federación una vez al año.

Al ser una cuota voluntaria queda claro que el futuro de la Federación está directamente vinculado al éxito de esta forma de financiación. Por esta razón, todos los clubs federados tienen una labor pedagógica e informativa de cara a sus asociados para lograr el éxito esperado.

"Es muy importante contar con una Federación fuerte estructuralmente para poder luchar y defender los derechos del sector automovilístico clásico", explica el equipo técnico de la Federación Catalana de Vehículos Históricos.

La necesidad de disponer de una Federación fuerte es fundamental tener una estructura mínima que permita defender adecuadamente los intereses del sector.

Todos los Colectivos, tanto deportivos como de otro tipo, tienen una Federación que los representa y defiende en sus intereses. La Federación Catalana de Vehículos Históricos lleva, desde su nacimiento, los derechos del sector al automovilismo que tan maltratados han sido en los últimos tiempos por las instituciones del territorio. Un ejemplo de esta gestión es el éxito alcanzado en las bonificaciones del impuesto de CO2 por los vehículos de 30 años.

"Ahora es el momento en que todos los aficionados tenemos que hacer ruta juntos. Debemos apoyar a los clubes ya la Federación haciendo una pequeña aportación adicional anual para tener una Federación fuerte, que nos represente y abandere defendiendo los intereses generales de los propietarios y coleccionistas ante las administraciones; tanto locales como gubernamentales", afirma la dirección de la Federación.

La Cuota Personal Federativa es la principal opción para fortalecer la Federación, aunque no sea tarea sencilla. El equipo directivo es consciente de la necesidad de conseguir financiación y esta cuota es la mejor forma para poder contar con una Federación más comprometida y fuerte ante los futuros retos del sector automovilístico histórico.

Fuente Comunicae