Bleisure: La combinación de los viajes de negocio con el ocio conquistará el business travel

El 82% de los viajeros de negocios quieren compaginar trabajo y ocio y el 40% de las compañías ya han recibido peticiones en este sentido. Las empresas necesitan adecuar sus políticas de viajes y herramientas para dar cabida a esta tendencia. Destinux permite armonizar el bleisure con las necesidades, tanto de las empresas como de los empleados que viajan por negocio

/COMUNICAE/

El 82% de los viajeros de negocios quieren compaginar trabajo y ocio y el 40% de las compañías ya han recibido peticiones en este sentido. Las empresas necesitan adecuar sus políticas de viajes y herramientas para dar cabida a esta tendencia. Destinux permite armonizar el bleisure con las necesidades, tanto de las empresas como de los empleados que viajan por negocio

Los viajes de empresa de un solo día y en los que el trabajador que viaja solo llega a conocer el lugar de destino, el aeropuerto, la sala de convenciones y el hotel de alojamiento, tienen los días contados. El bleisure (Business + leisure), es decir, la combinación de viajes de negocio que se amplían para añadir actividades o días de ocio y descanso adquiere cada día más fuerza. Una tendencia que viene de fuera pero que también está arraigando con fuerza en España. De hecho, según el último informe de Global Business Travel Association (GBTA) ratifica que el 82% de los viajeros de negocios europeos quieren compaginar trabajo y ocio y el 40% de las empresas ya han recibido peticiones en este sentido. 

Carlos Martínez, CEO de Consultia Business Travel, compañía especializada en la gestión integral de viajes de negocios, confirma e identifica esta tendencia como una de las que decidirán el futuro business travel: “Ahora los viajes se planifican con mayor intencionalidad: para cubrir varios objetivos y no solo uno. Como consecuencia de ello, y según confirman los datos de la GBTA, los viajes de un día o de una noche disminuyen drásticamente, aumentando los traslados que contemplan varios días y varias noches para cubrir un abanico de objetivos, entre los que también se encuentra el ocio. Esto ocurre por ejemplo con los congresos, que normalmente se organizan en lugares donde se pueden practicar actividades de turismo y ocio”, explica.

Los viajeros toman el control
El bleisure se enmarca en las nuevas tendencias que ha experimentado el business travel pospandemia. Ahora los viajeros han tomado el control de sus decisiones de viaje y no quieren ataduras ni rigideces, demandan una mejor experiencia de viaje y quieren políticas personalizadas en las que la tecnología es un factor determinante. Responde a un entorno laboral más flexible, más digital y marcado por nuevas relaciones de confianza entre los trabajadores y las empresas. Para las compañías, que un viajero pueda organizarse el viaje de forma que lo pueda alargar (cogiendo el fin de semana, por ejemplo) y aprovechar para hacer turismo o compartir la estancia con su pareja o su familia es una forma de aportar valor a su equipo, y que los empleados puedan compaginar el trabajo con el ocio o  la familia; lo que en definitiva ayuda a conciliar y que estén más motivados.

La combinación de business+ocio es una buena herramienta para reforzar la estrategia corporativa, y mejorar la satisfacción de los empleados que viajan por motivos de negocio, aspectos que redundan finalmente en la productividad empresarial, pero a su vez va a demandar que las corporaciones tengan que modificar sus políticas de viajes para contemplar esta modalidad. Carlos Martínez cree necesario que “las empresas empiecen a regular el bleisure para dar una respuesta adecuada a esta demanda. Fusionar ocio y negocio requiere un cambio de mentalidad, ofrecer un tratamiento personalizado compatible con la máxima conectividad y con las nuevas tecnologías. Herramientas como Destinux permiten regular estos criterios, para que el viajero pueda reservar bien en nombre de la empresa (reservas por trabajo) o bien en nombre propio (reservas de ocio), acciones que implican unos criterios distintos, unas reglas de facturación distintas, una forma de pago distinta, pero todo esto con Destinux es posible”, concluye Martínez. 

Invertir en un software de viajes 
Para adecuarse a este nuevo escenario y armonizar el bleisure con las necesidades de las organizaciones es preciso invertir en un software de viajes. La digitalización y profesionalización del business travel permite a las empresas adaptar el sistema a sus características y necesidades específicas y también a las del viajero corporativo. 

Con el fin de satisfacer esta necesidad, Consultia Business Travel ha desarrollado Destinux, la solución digital y automatizada para la gestión integral de los viajes de negocio. Una herramienta que dota de autonomía al viajero para que pueda organizar él mismo su programa de viaje; incluyendo la estancia, diferentes trayectos en tren o en avión, sus traslados, y ponerse de acuerdo con las distintas personas de su organización que vayan a viajar conjuntamente. El sistema ofrece autonomía para realizar búsquedas y reservas de hotel y billetes, conocer todas las alternativas disponibles, crear presupuestos, recuperarlos y tener toda la documentación organizada en su propia agenda de viajes. Destinux dota al usuario de las herramientas necesarias para que pueda planificar su traslado y su estancia de tal manera que pueda optimizar tiempos, reducir los costes y minimizar el impacto medioambiental. A su vez, cuenta con el servicio Personal Travel Assistant, con el que el viajero tiene a su disposición una persona asignada que se encarga de solucionar cualquier posible imprevisto que pueda surgir durante el viaje.

Sobre Consultia Business Travel
Consultia Business Travel® es una compañía española especialista en la gestión integral de los viajes de negocios (Travel Management Company). Gracias a Destinux®, su solución diferenciada basada en un software en la nube con un servicio de asesoramiento personalizado (Personal Travel Assistant), ofrece una solución integral para la gestión de los viajes de empresa. Además, de gestionar las necesidades de reuniones, incentivos, congresos y eventos (MICE) que la empresa necesite. 

La compañía, de capital español y fundada en 2010, cuenta actualmente con sedes en España y Portugal. La startup en fase Growth Stage, ha integrado en su potente sistema de gestión cerca de 3 millones de hoteles, más de 600 compañías aéreas, 27 compañías de alquiler de coches distribuidas por todo el mundo y traslados privados en más de 160 países, RENFE, Iryo y taxis y VTC en más de 90 estados, con lo que consigue una conectividad online y eficiencia que destacan en el mercado del viaje de empresa.

Fuente Comunicae