Delivery y vanguardismo en el restaurante Uskar, la cocina tradicional española se reinventa (en todos los sentidos)

Os contamos nuestra experiencia (en casa) con la cocina tradicional 3.0 del restaurante Uskar

Si hay algo que nos apasiona en Tragourmet es comer, o en realidad: comer bien. ¿Y es que hay mejor gastronomía que la española? A nosotros nos encanta probar propuestas internacionales, pero como dicen «como aquí, no se come en ningún sitio». Por eso pocas veces podemos resistirnos a conocer suculentas sugerencias gastronómicas como las del restaurante Uskar, que combina la cocina típica española con toques de vanguardia sin perder el respeto a la tradición y a producto.

Salón del restaurante Uskar
Salón del restaurante Uskar

Experiencia delivery en Uskar

El restaurante madrileño está ubicado en en barrio de Lavapiés, pero también tiene delivery y la verdad es que una comida o cenita en casa con la última de Ryan Murphy (por ejemplo) también es un planazo, sobre todo ahora que los aforos de los restaurantes son limitados y empieza a hacer frío. Por ese motivo, Uskar propone su servicio take away (para que los clientes puedan recoger los pedidos en el propio local) o delivery, que se puede pedir en la propia web del restaurante para que te lo lleven donde quieras dentro de la zona de Madrid con todas las medidas de seguridad.

Queremos que nuestros clientes no dejen de disfrutar de nuestras propuestas y platos a pesar de los tiempos difíciles en los que nos encontramos. Por ello, queremos recomendarles los servicios de delivery y take away, poniendo las cosas más fáciles para todos. Así damos la oportunidad de llevar un trocito de Uskar a casa y seguir en contacto con nuestros clientes a través de la gastronomía

José Miguel Valdivieso, chef de Uskar.

La experiencia fue fantástica, tanto por la calidad del producto como por la creatividad para darle un toque a platos tan tradicionales como puede ser la ensaladilla rusa. También muy destacable el emplatado, que habitualmente el delivery llega hecho un higo, con Uskar llegó perfectamente colocado, como si hubiésemos comido en el restaurante.

Probamos una ración de croquetas de cecina y queso, de chipirones, de carabineros y jamón (se pueden pedir por unidad), pulpo a la brasa con pipirrana de melocotón (divino, muy sorprendente), ensalada de pimientos asados con burrata y ensaladilla rusa con espuma de mayonesa de piparras que le da un toque muy original.


Deja un comentario