Neceser de viaje en la era Covid-19

¿Cómo montar tu neceser de viaje este verano? Mal que bien, este verano la mayoría conseguiremos viajar, sí. No iremos al exótico Caribe, no recorreremos las cosmopolitas Londres o Nueva York. No nos trasladaremos al frondoso Amazonas, pero siempre podremos recurrir a un recóndito apartamento de playa o a la casa de pueblo familiar

Por Gerardo Peña Agudo
Neceser de viaje para viajes en grupo
VIAJE EN COCHE

Exacto, estaba escondida en nuestra memoria, pero acuérdate de esa casa que tenían tus abuelos en Zamora; o en cualquier otra provincia y que te permitirá disfrutar de opciones como pasar un día de «playa en Guadalajara», como lees. Ahora bien, ya sea con amigos o en familia, todo apunta a que viajaremos en coche, y bastante apretados para optimizar espacio y gastos. Esto obliga a pensar en maletas que nos recuerdan a los vuelos en avión RyanAir en las que el neceser de viaje deberá ser cuidadosamente meditado.

Cambiando tamaños por propósitos

Mientras que los viajes por avión nos obligan a pensar en productos de belleza inferiores a los 100ml, cuando recorramos en coche, tren o autobús con nuestra típica Samsonite, esto no será tan relevante y, menos mal, porque ello obligaba a prescindir de algunos de nuestros productos habituales en favor de aquellas minitallas típicas del lineal de cajas de un Carrefour o Mercadona o de las cestas de promociones de Douglas o Primor. Este verano sí podremos seguir con nuestra rutina, más o menos.

Mientras que los aliados beauty podrán superar esa restricción de tamaño, la limitación de espacio real en coche obligará a llevar menos productos, obligando a desarrollar inteligentes estrategias que se traduzcan en productos a los que nuestra piel esté ya acostumbrada y que cubran las necesidades tan específicas del verano, tales como equilibrar la piel tras la exposición al sol o potenciar el efecto glow y bronceado que tanto estábamos esperando tras el confinamiento de meses pasados.

Elige limpiadores oleosos

En verano, la piel pierde mucha hidratación como consecuencia de la radiación solar, la sal marina, el cloro de las piscinas y las altas temperaturas. Si a esto le sumamos el uso de SPF (que nos protege, pero luego no hay quien lo retire), la situación obliga a usar limpiadores de base oleosa. ¿Por qué? Nuestra piel tiene dos tipos de suciedad, por así decirlo: una de base lipídica y otra de base acuosa. Debemos limpiar el rostro en dos fases, primero con uno en aceite o bálsamo, más afín con la suciedad producida por los filtros solares y el maquillaje, y luego con nuestro limpiador habitual o más espumoso, que completará la limpieza y que además podrá incluir activos como la vitamina C para proteger la piel y evitar las temidas manchas solares.

En este sentido, hay opciones míticas como el ya conocido Bálsamo Limpiador de EveLom y que nosotros encontramos en webs como Laconicum, u otros menos conocidos que nos fascinan, como Thermal Cleansing Balm de Omorovicza, presente en sitios como Perfumerías Nadia (65€), una firma húngara que ofrece este bálsamo que incluye lodo húngaro y agua termal. ¡Un acierto seguro para nuestro neceser de viaje!

Muchos no se atreven a los bálsamos porque creen que engrasan el rostro, pero nada más alejado de la realidad. Suelen contener aceites no comedogénicos, es decir, que producen granitos.

Limpiador de base oleosa de Omorovicza para el neceser de viaje
LIMPIADOR DE BASE OLEOSA

Unifica hidratación y SPF

Si vas a ir a la playa, necesitas protección solar de la de toda la vida. Nos encanta, por ejemplo, la de Lancaster. Ahora bien, si vas a hacer un paseo, una ruta por el campo o un city break, una hidratante con SPF te solucionará el problema y tendrás la piel hidratada y protegida, al menos, durante un par de horas (el tiempo medio de vida de los filtros solares). Aconsejamos usar una crema de este tipo y luego reaplicar SPF en Spray o bruma, que son extremamente cómodos. Justo, Lancaster, además de solares fantásticos, ofrece tratamiento con protección en grandes productos como Serum Shield & Glow Primer SPF30 Skin Life. Para reaplicar (28-57€ dependiendo de promociones), nos encanta la bruma Anthelios con SPF 50 de La Roche Possay (por menos de 11€ en Promo Farma).

Gel & Champú: cuidado unificado de piel y cabello

Hay muchos que no son seguidores de los productos multipropósito, pero este nos encanta. Es un gel de ducha, sirve de champú y además tiene efecto aftersun. Es decir, no es un 2×1, es un 3×1. Su increíble aroma se suma a su textura envolvente y a su capacidad para limpiar e hidratar. Lo consigue gracias a activos como los fosfolípidos y el extracto de jojoba, que ayudan a reforzar la barrera de la piel. Se trata del Gel de ducha hidratante para cuerpo y cabello de René Furterer. (Menos de 12€)

Gel de ducha y pelo hidratante para el neceser de viaje
GEL DE DUCHA Y PELO HIDRATANTE DE RENE FURTERER

Con cuatro productos, parece que podríamos resolver el neceser de viaje. Podemos agrandarlo todo lo que queramos, está claro, pero si de reducir se trata la cosa, esta es una fantástica aproximación a todo lo que la piel puede necesitar para estar perfecta y acondicionada.

Opciones a mayores

Si pudieras seguir aumentando en productos, esta es nuestra recomendación a seguir: una vez que tengas cubierta la hidratación, completa con:

  • Brumas faciales: nos fascinan porque permiten equilibrar la piel y mantener la humedad perfecta durante todo el día, pudiendo reaplicarse continuamente.
  • Contorno de ojos: no suele ser un producto tan imprescindible, pero en verano el contorno se congestiona más y un buen producto de este tipo evitará que necesites corrector. Apuesta por fórmulas ligeras ricas en ácido hialurónico, cafeína o esperidina para evitar que te congestionen.
  • Mascarillas: el aliado perfecto para recuperar la piel tras una jornada de playa y un plan perfecto para hacer en grupo, pudiendo ponerse cada uno una mientras se juega a las cartas o se disfruta de la puesta de sol con una copa.

Un truquito:

A la hora de seleccionar los productos, será útil buscar aquellos ricos en activos humectantes (ácido hialurónico, pectina de manzana o urea, por ejemplo) y aquellos que reparan la barrera de la piel para que no pierda la humedad que le aportamos, como el escualano.


Deja un comentario