Platea reabre con medidas de seguridad ante el Covid-19

El espacio gastronómico Platea ha reabierto este mes de julio con horario especial y medidas de seguridad ante el Covid-19.

Platea Madrid
Platea Madrid

El espacio de ocio gastronómico Platea ha reabierto sus puertas recientemente en Madrid, tras cuatro meses cerrado, con horario especial, todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias frente al coronavirus y una serie de protocolos extra para garantizar la protección de clientes y empleados.

Vuelve, de forma progresiva, con su agenda de eventos y espectáculos, sus acróbatas aéreos y su oferta gastronómica, que incluye recetas nacionales e internacionales con horario de cocina ininterrumpido, según han informado desde la Dirección del recinto.

Este ‘soft opening’ comienza con un horario especial de miércoles a viernes (de 18 a 1 horas) y a tiempo completo sábados y domingos (de 12.30 a 1 horas) en un espacio «seguro», que permite cumplir con las normas de distanciamiento y los protocolos más estrictos de seguridad, como toma de temperatura en la entrada y desinfección de zapatos y manos.

«Sentimos la responsabilidad de abrir con cautela. Un espacio tan grande como éste necesita un rodaje para funcionar a pleno rendimiento, por eso hemos establecido nuestra propia desescalada, limitando espacios, horarios y aforos, hasta llegar a un estado de normalidad, que esperemos que sea en el mes de septiembre»

Gonzalo Hurtado, director general.

El Patio ha sido primera planta en abrir, por facilidad de acceso, amplitud y capacidad de servicio. Esta zona, que normalmente sólo ofrecía una propuesta de ‘tapeo’ informal, incorporará platos en miniatura de la carta de El Foso con la idea de ofrecer una propuesta más completa.

Mis platos favoritos de Platea Madrid

El equipo de cocina ha desarrollado una nueva carta de mini-platos, que incluyen nuevas versiones de clásicos como Pulpo a la brasa con velo de tocineta o Alcachofas con alioli de jamón, y recetas con matiz internacional como los Tallarines con sepia y curry rojo, o el Ravioli de pato con escabeche de miel y ensalada Pekín.


Deja un comentario